Disminuir los costos de la vigilancia aumentando la seguridad en una época de altos costos e inflación creciente

Los costos se han incrementado considerable y significativamente en el 2023 para todos los segmentos y por supuesto, en el 2024 la tendencia se mantendrá, la inflación así como otros factores que inciden en la economía de los hogares y las empresas están empujando hacia arriba los altos costos que debemos asumir en nuestro día y la seguridad en su segmento de la vigilancia física, por supuesto, ha sido uno de los rubros que más se ha incrementado y por ende, ha elevado los ya de por sí, altos costos de administración de conjuntos cerrados, condominios, urbanizaciones y edificios de oficinas, pero hay una solución que ofrece una significativa reducción en los costos de la seguridad, la automatización.

Factores que están aumentando los costos y generando problemas de administración en propiedad horizontal

En muchas copropiedades, sea un conjunto cerrado u edificio residencial, se está viendo un fenómeno común, la morosidad en el pago de las cuotas de la administración, lo que está directamente relacionado en muchos casos por los altos costos de administración que se han visto afectados por los incrementos que se están viendo en 3 de los rubros que más impacto tienen en los costos de la copropiedad, la nómina del personal, el costo de los servicios públicos (elevadores, iluminación nocturna y de pasillos, piscinas, etc.) y la seguridad privada, y la vigilancia del conjunto con personal de una empresa de seguridad puede llegar a representar más del 60% del valor de la cuota de administración mensual y por supuesto, este valor se ve afectado por diferentes factores como por ejemplo:
La inflación: que es afectada por diferentes factores de la economía nacional e internacional (el dólar que afecta los costos de insumos, entre otros), y la inflación es el factor con el que se establece el aumento del salario mínimo que, en el 2023, representó un incremento del 16%
El salario mínimo decretado por el Gobierno: con el que se incrementan los valores del servicio de vigilancia y por supuesto, los costos sufren un efecto cascada.
La ley 2021 de 2021: que estableció la reducción de la jornada laboral desde julio de 2023 hasta el 2026, razón por la cual se modifica el factor con el cual se calculan los costos de la tarifa de los servicios de seguridad y vigilancia privada con personal humano y canino, por lo cual el costo de la vigilancia privada tiene un doble aumento anual, uno en enero a causa del incremento del salario mínimo decretado y otro, por el incremento en Julio a causa del cambio del factor.
El aumento de la gasolina: que en Colombia pasó de costar en promedio COP $9.778 en diciembre de 2022 a costar COP $14628 a Noviembre de 2023, es decir, un incremento de COP $4850, un incremento acumulado del 49.6% a noviembre del 2023 y este es un factor que impulsa la inflación y que además impactará la economía para el 2024, además claro del cómo la impactó durante todo el 2023.
Este tipo de factores, naturalmente afectan la economía de las personas por lo que, sus costos aumentan significativamente aun cuando se pueda pensar que, al aumentar el salario mínimo las cosas aumentan igual para todos, pero la realidad puede ser muy diferente, tanto en lo general como en lo particular para muchos hogares, generando una pérdida del poder adquisitivo y que todo se vuelva más costoso, incluyendo el pago de las cuotas de la administración del conjunto cerrado que aumentarán en razón del aumento de los costos, y por supuesto, no solo las cuotas de administración mensuales, también las cuotas extraordinarias.
Altas y costosas cuotas de administración en la propiedad horizontal
Los altos incrementos que se han presentado en el 2023 han sobrepasado la capacidad económica de muchos y han generado que se eleven muy significativamente las cuotas de administración de los conjuntos residenciales, donde por supuesto en muchos casos la vigilancia privada puede incluso llegar a representar el 80% de los costos como en el caso de los conjuntos residenciales pequeños (entre 20 o 40 unidades residenciales), más aún porque se están sucediendo dos incrementos en el mismo año, y el solo hecho de costear la contratación de un vigilante 24 horas para la portería de un edificio o conjunto represente más de 11 millones de pesos al mes (por cada vigilante 24 horas)
Pero aquí es donde surge la pregunta:
¿Si el Salario mínimo sube, esto no sube igual para todos y los “costos” se equilibran?
No, y lo podemos señalar de una forma simple, los ingresos de los hogares no son los mismos en todos los casos, están quienes tienen sus empresas, establecimientos comerciales, profesiones y modos de ingresos, como por ejemplo la renta de vivienda, pero en cualquier caso, debemos considerar la inflación que se sucede durante el año, como el incremento acumulado del más del 49% en la gasolina, a ello debemos sumarle el incremento en los costos de alimentación, los nuevos impuestos entre otros factores, por ello, cuando se incrementa el SMMLV a principios de año, lo que se sucede es que se está “compensando”, porque cuando hay inflación, es normal que durante el año se pierda poder adquisitivo.
«¿Qué tanto rendirá realmente el salario mínimo en 2023?»; El Espectador; diciembre de 2022; https://www.elespectador.com/economia/finanzas-personales/que-tanto-rendira-realmente-el-salario-minimo-en-2023/
«Cómo el aumento de salarios ha influido en la alta inflación del país»; Portafolio; agosto de 2023; https://www.portafolio.co/economia/finanzas/el-efecto-del-aumento-del-salario-minimo-en-la-inflacion-587003
y esta perdida del poder adquisitivo por grandes aumentos del salario mínimo es un fenómeno que se ha estudiado:
«Efecto de los aumentos del salario mínimo en el crecimiento de la demanda laboral»; Departamento de Planeación y Desarrollo del Gobierno de Colombia; 2023; https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/Prensa/Eventos/DNP-salario-minimo.pdf
«Efectos de la inflación en los salarios mínimos reales»; International Labour Organization; https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_protect/—protrav/—travail/documents/genericdocument/wcms_536288.pdf

Cuidado con las decisiones equivocadas para reducir costos que pueden acarrear serios problemas legales 

Existen decisiones que hay que tomar y pueden ayudar a reducir los costos, pero algunas decisiones que se tomán pensando que realmente serán una solución que ayudará a mejorar las condiciones de seguridad, o a «mantenerlas» y a su vez reducirán los costos, realmente representarán un riesgo latente muy significativo, veamos el que podriamos decir es el mejor de los ejemplos.

Vigilantes de cuadra o vigilantes informales en funciones de seguridad en edificios y conjuntos cerrados

Los altos costos de contratar vigilancia privada y el aumento que este servicio ha tenido ene l 2023 y que por supuesto, seguirá aumentado dos veces por año en 2024, han llevado a que desde las administraciones de las propiedades horizontales y las asambleas de los conjuntos cerrados u edificios tengan que tomar decisiones, pero algunas de ellas que se pueden pensar como un “riesgo calculado”, realmente no lo son, veamos el porqué.
Una de las “medidas” que se toman en algunos casos para reducir costos de seguridad es incorporar un vigilante de cuadra o “vigilancia comunitaria” como parte de la seguridad de un conjunto o edificio, ello por supuesto para reemplazar o no pagar por un servicio con un vigilante de seguridad privada, y esto se hace pensando que, además de reducir los costos significativamente, también se mantendrá la seguridad, para ello, se le comienza a pagar una cuota mensual por el “servicio de vigilancia”, lo cual de antemano está generando un vínculo laboral con la respectiva responsabilidad solidaria que deberán asumir quienes realizaron dicha vinculación y quienes la aprobaron y|o consintieron.
Lo siguiente es que se le brinda acceso al vigilante comunitario, entregándole llaves o un control de acceso, y solo con ello se está constituyendo el incumplimiento El Estatuto de Vigilancia y Seguridad (Ley 356 de 1994) que rige para las propiedades horizontales, lo que de facto constituye un hecho sancionable por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada (Supervigilancia).
Solo con lo anterior mencionado, ya es suficiente para tener un par de problemas legales rondado ad-portas en el conjunto cerrado y serios problemas legales en los que los propietarios del conjunto cerrado se convertirán en responsables solidarios, pero por eso mencionamos antes lo que se cree es un “riesgo calculado”, es decir, lo que se dice comúnmente como “nada pasará”.
Pero otro de los problemas que surge y que no se tiene en cuenta es que este vigilante comunitario se convierte en alguien que va a tener acceso a información sensible, quien además podría tener acceso a información privada, dar acceso a otras personas a su criterio o incluso, que lo coloquen a “vigilar”, “hacerle seguimiento” o “informar sobre” las actividades u acciones de algún inquilino o propietario, lo cual se puede suceder  que no estén de acuerdo con las decisiones de este tipo y lo cual abre la puerta a otro par de problemas muy serios relacionados con la violación de la ley de privacidad e incluso, pudiendo llegar a tener implicaciones penales.
Como se puede ver, lo que parece un “ahorro”, es algo que debe considerarse en la realidad de sus riesgos significativos.
¿Cómo reducir efectivamente los costos de seguridad en un conjunto cerrado?
Una de las primeras medidas que toman los conjuntos u edificios para tratar de de ahorrar algo y reducir gastos en general para lograr una redurección de la cuota de administración es por supuesto, es reducir el personal que labora en el conjunto, el gasto en el servicio del aseo reduciendo la intensidad, o reducir el número de horas dedicadas a una labor, pero ello no reducirá significativamente los costos de una cuota de administración donde la seguridad significa en la gran mayoría de los casos, un 50% del valor de la cuota mensual como mínimo y esto se sucede cuando hablamos de grandes conjuntos residenciales, puesto que mientras más reducido sea el conjunto, más preponderancia toma el costo de la vigilancia mediante seguridad privada con personal humano, pero si existe una forma de lograr una reducción de costos muy significativa y altamente efectiva, la automatización de la vigilancia mediante una solución integral de vigilancia electrónica reduce significativamente los costos, en menos de un año y permanentemente.

La automatización de la seguridad reduce significativamente los costos e incrementa la seguridad